Cariñoso encuentro de la infanta Elena y la duquesa de Alba en la hípica en Sevilla

El palco de honor del Club Pineda de Sevilla fue escenario del cariñoso encuentro de la duquesa de Alba y la infanta Elena, que coincidieron en el concurso de hípica de Sevilla, Gran Premio Real Maestranza, en el que participó Cayetano Martínez de Irujo, el quinto hijo de Cayetana, una gran aficionada y practicante de este deporte, que la víspera había celebrado su segundo aniversario de boda con Alfonso Diéz. En el Club Pineda coincidió Elena de Borbón ese fin de semana con el que fue su primer amor de juventud, el jinete sevillano Luis Astolfi, que también compitió en el concurso hípico, como Cayetano Martínez de Irujo. La infanta y Luis Astolfi vuelven a estar solteros y siguen manteniendo una amistad que ya dura más de 25 años que otorga una gran complicidad a su actual relación.

2.363
Compartir

Elena de Borbón es una ENAMORADA DE LA CIUDAD DE SEVILLA, donde tiene grandes amigos, donde vivió su primer amor de juventud con Luis Alsolfi y donde eligió casarse en su día con Jaime de Marichalar. La predilección de la infanta Elena por la capital andaluza viene de décadas atrás. En esta ocasión, la hija mayor de don Juan Carlos estuvo acompañada por su prima segunda, Luisa de Orleans Braganza, hija de Manuel de Orleans, primo hermano de su padre y ahijada del rey. Las primas estuvieron encantadas de compartir este soleado fin de semana en tierras sevillanas y en un entorno hípico en el que tan a gusto se siente siempre la infanta Elena.

La infanta Elena de Borbón en el Club Pineda de Sevilla

Elena de Borbón, a su llegada al Club Pineda, seguida por el también jinete Felipe Zuleta, entrenador de la infanta.

En la competición de saltos volvió a coincidir Elena de Borbón con Luis Astolfi, con quien vivió una romántica historia de amor hace más de veinticinco años. La vida terminó alejando a los protagonistas de aquel romance de juventud, pero la amistad perduró entre ellos. La infanta se casó con Jaime de Marichalar y Luis lo hizo con la sevillana Isabel Flórez, madre de sus dos hijos, Luis y Marina. Lo que fue amor se tornó en amistad y la infanta y Astolfi nunca cortaron sus vínculos y mantuvieron un contacto que hoy les permite conservar una gran complicidad.
La infanta Elena, que el próximo 20 de diciembre cumplirá 50 años, está divorciada de Jaime de Marichalar desde hace tres; y Luis Astolfi hizo pública su separación matrimonial el año pasado, tras casi veinte años de unión, una noticia que sorprendió a todo su círculo de amistades.

La infanta Elena y Luis Astolfi en el Club Pineda de Sevilla

Primera foto de los dos amigos y antiguos enamorados, en los extremos de la imagen, Elena de Borbón y Luis Astolfi, durante su reencuetro en el club Pineda de Sevilla.

Los que derrocharon amor fueron los duques de Alba, encantados tras celebrar la víspera su segundo aniversario de boda. Cayetana Fitz-James Stuart decidió rematar un fin de semana inolvidable con Alfonso Diéz acudiendo al concurso de hípica que se celebraba en Sevilla y en el que participaba su quinto hijo, Cayetano Martínez de Irujo, a quien estuvo apoyando.

Los duques de Alba, Cayetana y Alfonso, en el club Pineda de Sevilla

Los duques de Alba asistieron al concurso de saltos en el que participaba el quinto hijo de Cayetana en el Club Pineda de Sevilla. En esta segunda juventud que vive junto a Alfonso, Cayetana está imparable y la víspera, había trasnochado contrariamente a su costumbre para asistir al concierto de Pablo Alborán. 

La duquesa de Alba estuvo apoyando a Cayetano. El duque de Arjona y conde de Salvatierra, además de ocuparse de la Fundación de la Casa de Alba con su hermano Carlos, duque de Huéscar y heredero del título de Alba, no renuncia a su pasión por la hípica y participa en los concursos de saltos del circuito nacional, aunque haya descartado seguir con la competición internacional que en su día le llevó a ser jinete olímpico. Cayetana está ORGULLOSÍSIMA DE SU HIJO JINETE, que ha desarrollado con brillantez una carrera deportiva con la que ella siempre soñó para sí misma y que nunca pudo llevar a cabo. Dicen que Cayetano y Eugenia, los más jóvenes de sus seis hijos, son LAS DOS DEBILIDADES DE CAYETANA ALBA y la pasión maternal de la duquesa está más que compartida por parte del duque de Arjona y la duquesa de Montoro, con los que pasó ese fin de semana de su aniversario, tan especial para ella y para Alfonso. No pudo ser más tierno y afectuoso Cayetano, de 50 años, con su madre, de 87 años.

Cayetana Alba, su hijo Cayetano Martínez de Irujo y su marido, Alfonso Díez en el Club Pineda de Sevilla

Cayetano Martínez de Irujo fue hasta el palco de honor para reunirse con su madre, la duquesa de Alba, en un descanso de la competición de saltos en la que participó en Sevilla.

Aunque mucho se especulaba con el próximo viaje de los duques de Alba a Nueva York y la posibilidad de que Cayetana Fitz-James Stuart y Alfonso Diéz celebraran en la ciudad de los rascacielos su segundo aniversario de boda, lo cierto es que los duques de Alba han preferido hacerlo en Sevilla, donde tienen fijada su residencia en el sevillano Palacio de Dueñas.
Los duques de Alba regresaron de Madrid, donde estaban desde el 30 de septiembre, a Sevilla el 4 de octubre, la víspera de su aniversario. El día 5 almorzaron en el Palacio de Dueñas, y estuvieron con Eugenia Martínez de Irujo, duquesa de Montoro, la hija de Cayetana. Por la noche presenciaron el éxito del cantante Pablo Alborán en su concierto… Y al día siguiente, pasaron el día con Cayetano en el club Pineda, y aplaudieron la destacada actuación del duque de Arjona en el Gran Premio Real Maestranza, donde Cayetano consiguió una destacada actuación y consiguió un meritorio quinto lugar.

Cayetana Fitz-James Stuart, duquesa de Alba, Cayetano Martínez de Irujo y Alfonso Diéz en el club Pineda de Sevilla

Cayetano Martínez de Irujo, duque de Arjona y conde de Salvatierra, de 50 años, muy cariñoso con su madre, Cayetana Fitz-James Stuart, duquesa de Alba, de 87, en presencia de Alfonso Diéz, duque de Alba.

Cayetano y Alfonso han establecido una cordialísima relación y los dos cuidan con mimo a la duquesa de Alba. El hijo de Cayetana está feliz por ver a su madre tan dichosa en esta etapa de madurez de su vida junto a Alfonso Diéz, a quien el duque de Arjona considera un “miembro importante de la familia”.

Cayetano Martínez de Irujo, duque de Arjona y conde de Salvatierra, con Alfonso Diéz, duque de Alba, en el Club Pineda de Sevilla

Cayetano Martínez de Irujo, después de sus reticencias iniciales al noviazgo de su madre y Alfonso Diéz, ha establecido una cordialísima relación con el marido de la duquesa de Alba, a quien considera un “miembro importante de la familia”.