Brasil: las sedes del Mundial

Todas las miradas están puestas en Brasil, donde se celebra el Mundial de Fútbol. La Roja, flamante defensora del título, ganado en Sudáfrica hace cuatro años, jugará los partidos de la primera fase en tres espectaculares ciudades, Río de Janeiro, Salvador de Bahía y Curitiba. A continuación te contamos algunos detalles de estos enclaves del país sudamericano.  

226
Compartir

 

Río de Janeiro.

El 18 de junio es el segundo partido de La Roja, contra Chile, en el mítico estadio de Maracaná, donde también se celebrará la final del campeonato el 13 de julio.la gran final. El estadio, que se inauguró en 1958, merece una visita. Como en el Paseo de la Fama de Hollywood, en las calles de alrededor te encontrarás las huellas de muchas leyendas del fútbol.

Si lo que buscas es playa, no te puedes perder las de Ipanema y Copacabana. La primera es la más visitada por las ‘celebrities’ y, además, es la cuna de la ‘bossa nova’. Copabana, por su parte, es una de las más turísticas del mundo.

Una opción muy interesante es Santa Teresa, uno de los barrios de moda, donde se han instalado en los últimos tiempos numerosos artistas y bohemios. Lo puedes recorrer en el ‘bondinho’, el último tren eléctrico que funciona en Brasil.

bahia

El Pelourinho, en Salvador de Bahía, es Patrimonio de la Humanidad.

Salvador de Bahía:

El estadio de Fonte Nova de esta encantadora localidad situada a 1.600 kilómetros de Río de Janeiro será el escenario del primer encuentro de La Roja, contra Holanda, el próximo 13 de junio. Se la conoce como ‘la ciudad de la alegría’. Comprenderás el motivo de este apelativo si visitas el Pelourinho, el colorista casco histórico, con sus calles siempre en ebullición.

curitiba

El Jardín Botánico de Curitiba se inauguró en 1991.

Curitiba:

En el recién estrenado estadio Arena de Baixada, construido contrarreloj, tendrá lugar el encuentro de España contra Australia el 23 de junio. Entre los numerosos reclamos de esta ciudad, situada a 850 kilómetros de Río, destacan su espectacular Jardín Botánico, que alberga parte del campus de la Universidad Federal de Paraná, y el Museo Óscar Niemeyer, creado por el célebre y recordado arquitecto brasileño.

Compartir
Artículo anteriorTres terrazas únicas
Artículo siguienteAna Rodríguez y Amelia Bono, madre e hija, socias y vecinas