Bradley Cooper, irreconocible en su nueva película

A punto de estrenar Cruce de caminos, de Derek Cianfrance, el actor, de 38 años, y considerado uno de los hombres más sexy del planeta, ya está inmerso en el rodaje de una nueva película en Boston, Massachusetts, donde fue visto de esta guisa tras una dura jornada de trabajo.

Compartir

En esta ocasión, Bradley es un agente del FBI que investiga a un grupo de congresistas implicados en un delito que convulsionó a la sociedad norteamericana a finales de los años 70. Y para no tentar a la suerte, el actor repite con David O. Russell y Jennifer Lawrence, el director y la protagonista femenina de El lado bueno de las cosas, película que considera fundamental en su carrera y que le valió una nominación al Oscar al mejor actor… que finalmente fue para Daniel Day-Lewis.

Esta no será la única película de 2013 que volverá a unir en la gran pantalla a Jennifer Lawrence y Bradley Cooper. En Serena, cuyo estreno está previsto para finales de año, la pareja da vida a un matrimonio en la América de la Gran Depresión que entra en crisis al descubrir que no puede tener hijos.

Bradley Cooper

El actor, uno de los nuevos reyes de Hollywood, está feliz. Su rumoreada nueva novia, la modelo británica Suki Waterhouse, le acompaña en Boston en estos días. 

Sin embargo, tanta coincidiencia en los set de rodaje nada tiene que ver con una posible atracción entre Jennifer y Bradley, como han intentado reflejar algunos medios estadounidenses. De hecho, todo parece indicar que el corazón del actor, que rompió las pasadas navidades con su última novia conocida, Zoe Saldana, la protagonista de Avatar, está de nuevo ocupado, esta vez por una preciosa y prácticamente desconocida modelo británica, Suki Waterhouse, una impresionante rubia de ojos verdes que, ¿casualidades de la vida? también se encuentra en Boston en estos días.

Bradley Cooper

El que está considerado como uno de los hombres más sexy del planeta, renuncia a parte de su atractivo en su nueva película.