Christoph de Austria y Adelaide, radiantes de felicidad tras su boda religiosa

A las once en punto de de la mañana, 24 horas después de haber sido declarados marido y mujer en una ceremonia civil oficiada por el alcalde André Rossinot en el Salón de Bodas del Ayuntamiento de Nancy, el archiduque Chrsitoph de Austria y Adelaide Drape-Frisch, validaron su matrimonio ante la iglesia en una emotiva y larga ceremonia religiosa (duró más de dos horas) que tuvo lugar en el oratorio de San Felipe Neri de la Basílica de Saint-Epvres.

762
0
Compartir

Christoph y Adelaide, que habían pasado la noche en el Grand Hotel de la Reine, en la céntrica plaza de Stanislaus, como una gran parte de los invitados, se mostraron felices y muy emocionados durante la ceremonia religiosa, que incluyó una misa cantada y concelebrada por Jean-Louis Papin, obispo de Nancy, 16 sacerdotes, entre los que se encontraban algunos amigos de los contrayentes, y nueve monaguillos. Como dato curioso, hay que decir que la ceremonia estuvo abierta a todos aquellos residentes en Nancy que quisieran compartir con Christoph y Adelaide el día más importante de sus vidas.

Adelaide y su padre, el diplomático Philippe Drape-Frisch

Adelaide, que llegó a la iglesia con su padre y padrino, Philippe Drape-Frisch, ha llevado un vestido de novia creado por la diseñadora francesa Diane Lelys.

Como manda la tradición, un nervioso Christoph fue el primero en llegar a la iglesia del brazo de su madre, la princesa Astrid de Luxemburgo, que actuó como madrina, y poco después lo hizo Adelaide junto a su padre y padrino, el diplomático francés Philippe Drape-Frisch. Fue entonces cuando quedó resuelta la incógnita del vestido de la novia, un precioso modelo firmado por la diseñadora francesa Diane Lelys, que ha tardado nada menos que ocho meses en confeccionarlo: «El modelo reflejará el espíritu y la personalidad de la novia, que es una joven sobria, delicada y encantadora», había adelantado la creadora parisina para no revelar detalles importantes del que suele ser el secreto mejor guardado de todas las novias.

Astrid de Luxemburgo y su hijo Christoph

El archiduque Christoph, el flamante novio, llegó del brazo de su madre, la princesa Astrid de Luxemburgo.

Realizado en raso duquesa, un tejido que según Diane Lelys «atrapa la luz», el vestido de Adelaide es un conjunto de falda de vuelo y chaqueta con cuello de visón blanco complementado con el largo velo de los Habsburgo y una magnífica tiara floral que perteneció a la gran duquesa Josefina Carlota, abuela del novio.

Enrique y Maria Teresa de Luxemburgo

Para Enrique y María Teresa, los grandes duques de Luxemburgo, esta es su tercera boda familiar en algo más de tres meses.

Además, actuaron como testigos el recién casado Imre, hermano mayor de Christoph, que en septiembre se casó en Washington con la estadounidense Kathleen Walker, y precisamente con su hermano Christoph como testigo, y el príncipe Louis, tercer hijo de los grandes duques Enrique y María Teresa y, por lo tanto, primo materno del novio.

Felix de Luxemburgo y su novia, Claire Lademacher

El príncipe Félix de Luxemburgo y su novia, Claire Lademacher, acaban de anunciar su boda para 2013. Ella llevaba un abrigo de Zara de 129 €.

No faltaron al enlace los príncipes herederos Guillermo y Stéphanie, quienes se casaron el pasado 20 de octubre en Luxemburgo, ni sus hermanos, Félix con su prometida, Claire Lademacher, quienes siguiendo con esta avalancha de bodas principescas que están teniendo lugar en la familia, se casarán el próximo año, posiblemente en la tierra de la novia, Alemania, Luis y su mujer, Tessy, y los benjamines de la familia, Sebastián y Alejandra.

Luis de Luxemburgo y su mujer, Tessy

El príncipe Luis de Luxemburgo y su mujer, Tessy.

Sebastián y Alejandra de Luxemburgo

Alejandra y Sebastián, los dos hijos menores de los grandes duques Enrique y María Teresa de Luxemburgo.

Guillermo y Stephanie, herederos de Luxemburgo.

Los príncipes herederos de Luxemburgo, Guillermo y Stéphanie, viven en permanente luna de miel tras su boda, celebrada el pasado 20 de octubre. 

Christian de Austria, padre del novio, y la madre de la novia

El archiduque Christian de Austria, padre del novio, y la señora Drape-Frisch, madre de Adelaide.

Cristina, hermana mayor del novio, su marido, Rodolfo y su hijo Leopoldo

Cristina, hermana mayor de Christoph, con su marido, Rodolfo, y su hijo Leopoldo.

Imre, hermano del novio, y su mujer

Imre, hermano y testigo de boda de Christoph, y su mujer, la estadounidense Kathleen Walker, con quien se casó en Washington el pasado mes de septiembre.

 

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO