Bisbal se declara sobre el escenario: “Te juro, Raquel, que te adoro, vida mía”

El artista cerró su Gira Acústica en Madrid, en el Palacio de los Deportes, con un concierto que contó con la presencia de su actual pareja, Raquel Jiménez, y su hija, Ella, a la que le dedicó el tema Mi princesa. Sin dejar de reflejar sobre el escenario el gran momento personal que está viviendo, David Bisbal se despidió del público español durante dos horas de un emotivo concierto que hizo enmudecer el pabellón en distintos momentos del espectáculo.

Compartir

No defraudó David Bisbal en este broche final de su Gira Acústica en España, antes de comenzar su gira por Norteamérica, que le llevará hasta Washington, Boston, Toronto y Montreal. El almeriense cuidó al máximo la puesta en escena y se rodeó, en el escenario, de las voces y el apoyo de sus amigos, y, en las gradas, del cariño de su familia y su público.
Una de las notas más emotivas la puso Bisbal casi al final de su actuación al dedicarle la canción Mi princesa a su hija Ella: “Seguramente ya estará dormida pero, ¿cómo se iba a perder el final de gira?… Imposible”. Mirando hacia las gradas, el cantante almeriense lanzó un beso al aire destinado a su pequeña a la que cariñosamente llamó “chiquitica“. El público, sintonizó con este guiño del cantante y aplaudió fuertemente a David Bisbal, que por unos instantes había dejado de ser artista para compartir con todos su faceta de padre.

David Bisbal-en el concierto del Palacio de los Deportes de Madrid

Bisbal hizo sendas emotivas dedicatorias para sus dos mujeres, Raquel Jiménez y Ella, que le acompañaron en las gradas del Palacio de Deportes.

Junto a los Bisbal y su hija, Ella, se encontraba su actual pareja, la modelo sevillana Raquel Jiménez, su novia desde hace casi un año. A su amor desde abril pasado, también le dedicó otro tema, Te adoro, de Armando Manzanero:”Yo te juro, Raquel, que te adoro, que te adoro, vida mía”, cantó sin apartar sus ojos de la joven. Su romántica declaración pública, unos días antes de San Valentín, fue coreado por los asistentes al concierto: “¡Qué bonito, qué bonito!”.
Entre otros amigos que mostraron su apoyo a David Bisbal en su concierto de despedida se encontraba Alejandro Sanz, padrino de su hija Ella, a quien el artista almeriense agradeció su presencia en este concierto madrileño interpretando su tema Sombra y luz. A continuación, hizo su aparición en escena la primera estrella invitada de la mágica noche musical, Antonio Carmona, exlíder de los Ketama y asistente de la coach de La Voz, Rosario Flores; sus alumnos en el concurso de Tele 5, participante y el ganador de La Voz, Paco Arrojo y Rafa, también compartieron escenario con el almeriense, que les brindó a ambos esta plataforma artística y les dio la alternativa artística en el Palacio de Deportes deseándoles a ambos, siguiendo el rito taurino, “suerte”.
Curiosamente, David Bisbal acaba de manifestar su intención de participar en la segunda edición de La Voz: “Estoy trabajando al cien por cien y estoy seguro de que tendré tiempo este año para volver a ser coach“. Un regreso muy solicitado y esperado, desde ahora, por su legión de fans de los que se despidió con la promesa de un pronto regreso.

La infanta-Margarita-fan de David Bisbal

La infanta Margarita disfrutó en el concierto fin de gira de Bisbal: «Me ha sorprendido su manera de interpretar», comentó la hermana del Rey a su salida del Palacio de los Deportes de Madrid.