Antonio Banderas, de fan de la NBA a seguidor del baloncesto español

El actor revolucionó con su presencia el pabellón malagueño Martín Carpena, donde siguió el encuentro del Unicaja contra el Obradoiro. Y le trajo suerte a sus paisanos, que ganaron el encuentro. Antonio, además de llevarse el cariño de todos, consiguió una camiseta del equipo con el dorsal número uno.

Compartir

El malagueño ha confesado en más de una ocasión su pasión por el baloncesto y no ha dudado en confesarse seguidor de Los Angeles Lakers, el equipo de la ciudad en la que vive desde hace años y buen amigo de uno de sus jugadores, Pau Gasol. Sin embargo, Antonio Banderas es ante todo un enamorado de su país, y cuando está aquí se empapa todo lo que puede del espíritu español, cargando las pilas para luego no tener tanta morriña cuando está en Estados Unidos.

Tras verlo la semana pasada emocionado en la Semana Santa malagueña, esta vez ha cambado el fervor religioso por el deportivo, y ayer lo vimos disfrutando de un partido del Unicaja, en el pabellón Martín Carpena. Incluso salió a la pista en el descanso del encuentro para recibir una camiseta con su nombre de manos del presidente del club malagueño, Eduardo García.

Y tras el partido contra el Obradoiro CAB, incluso se acercó al vestuario local para saludar y felicitar a los jugadores. Uno de ellos, Calloway, hasta se animó a pedirle una foto dedicada para su madre.

Por cierto, Antonio le trajo suerte a sus paisanos porque los malagueños ganaron a los gallegos por 80-71.

antonio banderas en el baloncesto

En Estados Unidos, Antonio sigue a los Lakers y es amigo de Pau Gasol. En casa, apoya a su equipo.

antonio banderas en el baloncesto

Antonio y su hermano Francisco Javier, durante el minuto de silencio en memoria de Tito Vilanova.

antonio banderas en el baloncesto

Y de regalo, una camiseta con el dorsal 1. Otro recuerdo que llevarse a Los Ángeles.