Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo ya están con Sacha en casa

El primer nieto de Carolina de Mónaco ya está en casa. Tatiana Santo Domingo y Andrea Casiraghi abandonaron el centro hospitalario con su hijo, Sacha, con la misma discreción que ha rodeado todo el embarazo y nacimiento.  Andrea fue el encargado de llevar al pequeño Sacha, que nació el pasado 21 de marzo en el hospital Portland de Londres, en un portabebés, mientras Tatiana caminaba al lado hasta la casa de la pareja que se encuentra muy cerca de este hospital, especializado en maternidad, donde han nacido los hijos de Claudia Schiffer, los dos mayores de Victoria Beckham y las princesas Eugenia y Beatriz, entre otros niños famosos. El nacimiento de Sacha ha llenado de alegría a toda la familia Grimaldi, que se trasladó a Londres nada más conocer la noticia. Carolina de Mónaco y sus hijos Pierre y Carlota celebraron por todo lo alto la llegada del nuevo miembro de la familia, aunque solo pudieron permanecer veinticuatro horas con él, pues tuvieron que viajar a Mónaco para asistir al Baile de la Rosa.

3.752
Compartir

El próximo acontecimiento familiar será la boda de Andrea y Tatiana, que todavía no tiene fijada la fecha, pero se espera para verano. La pareja quiere una ceremonia en la más estricta intimidad, que podría ser en Suiza, donde nació Tatiana, y después celebrar una gran fiesta con todos sus familiares y amigos en Mónaco. Tras la boda Sacha pasará a ocupar el tercer lugar en la línea de sucesión del Principado, por detrás de su padre Andrea, ya que su abuela Carolina renunció a sus derechos dinásticos en favor de su primogénito.

Andrea y Tatiana se conocieron  en 2002 en el Liceo Jeanne d’Arc Saint-Aspais, de Fontainebleau y comenzaron su relación sentimental dos años después, mientras estudiaban en la Universidad Americana de París.

Andrea-Tatiana

La pareja, que se conoció en el Liceo de Fontainebleau, lleva nueve años de relación.

Compartir
Artículo anteriorHalle Berry y Olivier Martinez, vacaciones familiares en Hawai
Artículo siguienteBorja y Blanca Thyssen, vacaciones blancas en Baqueira