Andar o correr

Andar o correr

Caminar es perfecto tanto si eres principiante, como si has cumplido más de 45 años.
Correr exige ir poco a poco, con pautas que se adapten a tus características.

Andar: bueno para…
• CORAZóN Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Disminuye los niveles de colesterol LDL (malo) y aumenta los de HDL (bueno). Y mantiene la presión arterial bajo control.
• LA DIABETES Caminar también puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo II, asma y algunos tipos de cáncer.
• PESO. Mantiene el peso bajo control, aumenta la masa y el tono muscular.
• Mente Evita la contracción del cerebro y así preserva la memoria con los años.
• OSTEOPOROSIS. Caminar fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea. También ayuda a mantener la salud de las articulaciones.
• PIERNAS, GLúTEOS Y ABDOMINALES. Ayuda a fortalecer y dar forma a las piernas, levanta los glúteos, tonifica los abdominales y afina la cintura.
• BRAZOS Doblados a la altura del codo, moviéndolos hacia atrás y adelante al caminar. Este movimiento tonifica los brazos, los hombros y la espalda.
• LAS DEFENSAS Caminar a la luz del día incrementa los niveles de vitamina D, que juega un papel importante desde la salud de los huesos hasta la salud del sistema inmunitario.
• BIENESTAR Mejorar el estado de ánimo. El ejercicio regular, de intensidad moderada, es tan eficaz como lo son los antidepresivos.

Correr: bueno para…
• CELULITIS Salir a correr permite disminuir el porcentaje de grasa en todo el cuerpo y, por ende, la acumulación de celulitis en la zona de las caderas en el caso de las mujeres.
• COLESTEROL. Fortalece el cuerpo y ayuda a incrementar los anticuerpos. Practicarlo con regularidad disminuye las probabilidades de sufrir diabetes del tipo II, colesterol, hipertensión y obesidad. Evita la artitris, y enfermedades cardiovasculares, y también disminuye el riesgo de osteoporosis.
• PESO. Permite incrementar el gasto calórico diario.
• DESCANSO. Relaja el cuerpo y la mente debido a la segregación de endorfinas.
• MASA MUSCULAR Se tonifican no solo las piernas, sino también glúteos e incluso abdomen, espalda y brazos, debido al balanceo que se realiza para mantener el equilibrio
• ESTRÉS Y ANSIEDAD Incita la segregación de endorfinas, conocidas coloquialmente como las hormonas de la felicidad.
• CÁNCER Puede disminuir el riesgo de sufrir cáncer de colon, de mama, de próstata y de pulmón. Y también puede aumentar la tasa de supervivencia de las personas que ya lo tienen.
• ACTIVIDAD CEREBRAL Aumenta el número de mitocondrias no sólo en los músculos, también en el cerebro.