Amaia Salamanca nos presenta a la pequeña Olivia

Dos días después de haber dado a luz, la actriz ha abandonado hoy el hospital Rúber Internacional de Madrid con su pequeña Olivia en brazos y sin poder dejar de sonreír. Amaia Salamanca, que ha posado sola ante los medios a las puertas del centro médico, era la viva  imagen de la felicidad.  

7.079
Compartir

Amaia, que fue atendida por el doctor Luis Ignacio Recasens, el mismo que asistió a la princesa Letizia, ha tenido un magnífico embarazo, de hecho estuvo trabajando prácticamente hasta el final  tras fichar por la serie “Velvet”, de Antena 3. La actriz dio a luz a su hija sin complicaciones el pasado 9 de abril, y hoy, solo dos días después, ya está en casa con su niña… y con su pareja, el empresario Rosauro Varo, que ha preferido dejar todo el protagonismo a sus chicas ante los periodistas que esperaban a la salida de la clínica.

Olivia Varo SalamancaLa pequeña Olivia dormía plácidamente en brazos de su madre.

“Gracias, muchas gracias”, repetía emocionada Amaia, que a sus 28 años recién cumplidos (fue el pasado 28 de marzo)  ha visto realizado uno de los grandes sueños de su vida, y que quería agradecer tantas felicitaciones y muestras de cariño recibidas.

 Pasados unos minutos,  la actriz, vestida con unos cómodos leggings y una camisa amplia, abandonó el hospital con Rosauro y la pequeña Olivia camino de su casa, situada en una exclusiva zona de Madrid.

Amaia SalamancaCon la llegada de Olivia, la guapa actriz ha visto cumplido uno de los grandes sueños de su vida.

La relación de Amaia Salamanca y Rosauro Varo se conoció en octubre de 2010 en la boda de Rafa Medina y Laura Vecino, aunque su amor había empezado unos meses antes, durante un viaje a Ibiza a finales del verano.

La llegada de Olivia, sin embargo, no traerá por el momento planes de boda para sus populares papás: “Estamos muy contentos con la llegada de este bebé, pero de boda ni hablamos. Nuestra prioridad ahora mismo es ser padres, después… quién sabe”, decía Amaia hace algunas semanas.

Rosauro VaroRosauro, feliz, saluda a la salida del hospital. El empresario prefirió mantenerse en un segundo plano.

Amaia Salamanca