Alfredo Di Stéfano, continúa el culebrón de su boda

Los cinco hijos de Alfredo Di Stéfano han hecho público un nuevo comunicado en el que califican de “radicalmente falso” que pretendieran la incomunicación o limitar la libertad de movimientos de su padre cuando solicitaron en el Juzgado su incapacidad el pasado 24 de abril. Además, se ha publicado que Gina González, novia de Di Stéfano ha viajado al extranjero tras sacar una considerable suma de dinero del banco.

1.472
Compartir

La guerra entre los hijos de Alfredo  Di Stáfano y su su novia, la costarricense Gina González cobra nueva intensidad. Los hijos del presidente de honor del Real Madrid han dado un nuevo comunicado a través de Efe en el que afirman que “Nuestra decisión de promover la incapacitación de nuestro padre se basa, en nuestro deseo de favorecer su máxima protección en todos los órdenes de su vida, y, si la adoptamos, fue como consecuencia de su estado de salud y previa exploración clínica que le fue practicada por un doctor en medicina, especialista en psiquiatría”, señalando además que esa decisión fue previa a la intención de su padre de casarse con su secretaria, de 36 años, 50 menos que Di Stéfano, “Sin perjuicio”, añaden, “de que nos reservamos nuestra opinión en relación con las conductas y móviles de la referida persona que, NUNCA se ha ocupado del cuidado de nuestro padre”.

Con respecto a sus derechos hereditarios, los hijos del legendario futbolista indican: “Queremos recordar ahora que, con ocasión del fallecimiento de nuestra madre, decidimos todos los hijos, unánimemente, ceder el usufructo de nuestra herencia materna en favor de nuestro padre, lo que evidencia que ningún interés espurio subyace en nuestra iniciativa”. La polémica ha crecido tras la publicación en Vanitatis de que el pasado miércoles 8 de mayo,a Gina González habría viajado al extranjero y que antes entró en una oficina bancaria de la que habría sacado una fuerte cantidad de dinero.

Compartir
Artículo anteriorMaría León y Diego Osorio, muy cariñosos en el tenis
Artículo siguienteEl príncipe Harry, visita sorpresa a la Casa Blanca