Alberto y Charlene dan imagen de normalidad en medio de rumores de crisis

Los príncipes Alberto y Charlene de Mónaco participaron ayer en la iluminación en color azul del palacio Grimaldi, como acto más significativo de la Jornada Mundial contra el Autismo que se celebró ayer. La soberana monegasca es presidenta de honor de MONAA (Mónaco contra el autismo).

5.417
Compartir

Los príncipes Alberto y Charlene aparecieron al anochecer en la plaza del palacio momento en que se activó la iluminación que envolvió en una luz azulada la residencia de los Grimaldi. El azul es el color de la Jornada Mundial contra el autismo, una enfermedad sobre la que aún queda mucho por investigar, y la propia Charlene llevaba al cuello un panueño de ese tono. La princesa volvió a mostrar su apoyo a estas causas solidarias.

principes

Los príncipes aparecieron sonrientes y muy unidos, desmintiendo los rumores de crisis publicados en la prensa alemana.

Tras el acto, los príncipes volvieron a palacio recorriendo la explanada cogidos de la mano e inercambiando sonrisas y gestos cómplices. Sin palabras, Alberto y Charlene desmentían la reciente portada de la revista alemana BUNTE que apuntaba a una crisis de pareja, afirmando incluso que hacían vidas separadas. Recordemos que en su última entrevista, Charlene reiteró que Alberto es el hombre de su vida, que los dos ansian en tener pronto un hijo, aunque afirmo que «todo está en manos de Dios”.

alberto-charlene-mano

Tras el acto, los príncipes abandonaron la plaza cogidos de la mano.

palacio-iluminado

Este era el aspecto que presentaba el palacio Grimaldi iluminado en azul, el color de la lucha contra el autismo.