Alberto de Mónaco y Charlene viven separados, según la revista Bunte

La revista alemana Bunte se ha convertido en el ‘azote’ del matrimonio formado por Alberto de Mónaco y Charlene. Ahora afirman que la pareja decidió secretamente separarse hace tiempo y que en palacio tienen habitaciones separadas. Anteriormente, la misma publicación ha sacado reportajes fotográficos de la princesa divirtiéndose con amigos, ahondando en la idea de que cada uno hace su vida.

Compartir

Bunte no pone paños calientes y afirma, tirándose a la piscina: “El matrimonio de los príncipes es solo una fachada. El ambiente en palacio es hostil y la pareja tiene, desde hace mucho, dormitorios separados”, afirman, aunque el hecho de que duerman en habitaciones diferentes no es significativo en las monarquías (sí, en una pareja que lleva tres años casada).

Lo cierto es que hay numerosos indicios para creer que hay crisis en su matrimonio. Hace dos meses, cuando Alberto viajó a Sochi, para asistir a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno (es miembro del COI), Charlene se marchó al Caribe, a la exclusiva isla de ST. Barth, con un grupo de amigos. Unas imágenes que publicó Bunte en la que la princesa  aparecía mucho más distendida y relajada de lo habitual.

alberto-monaco1

Charlene ha estado ausente de grandes acontecimientos para los Grimaldi como la reciente boda de Andrea Casiraghi en Gstaad.

El titular que ilustraba el reportaje caribeño de Charlene no podía ser más elocuente: “Princesa, ¿Qué estaba usted pensando?. Estas fotos no le gustarán al príncipe”.

A su vuelta de St. Barth, parece ser que Charlene se marchó a Suiza, a casa de unos amigos, quizás huyendo de una escena palaciega de su marido. Al parecer, el padre de la nadadora intervino para que regresara a Montecarlo. 

Compartir
Artículo anteriorAsí es la española Anne Hidalgo, la nueva alcaldesa de París
Artículo siguienteLos cocineros de "MasterChef" se apuntan a "¡Mira quién baila!"