Alberto de Mónaco, solo en la fiesta de Santa Devota

El principe Alberto de Mónaco asistió solo este fin de semana a las celebraciones de Santa devota, patrona de Mónaco, actos a los que en años anteriores participaba su esposa Charlene, o bien su hermana Carolina.

2.113
Compartir

La celebración comenzó la noche del sábado 26 de enero con una tradición milenaria, la quema de una barca que llevó a cabo el príncipe Alberto de Mónaco. Este acto representa una leyenda que cuenta como en el siglo XI un fuerte viento evitó que una barca con reliquias robadas de Santa Devota desapareciera y los monegascos quemaron la embarcación. edn la mañana de ayer, Alberto, otra vez solo, asistió a la misa oficiada por monseñor Barsi y siguió desde uno de los balcones el paso de la procesión de la santa.

En años anteriores, quienes tuvieron un mayor protagonismo en la fiesta de Santa Devota fueron las mujeres de la familia Grimaldi. El año pasado fue Charlene quien presidió la ceremonia de la quema de la barca, en la que también han participado la princesa Carolina acompañada en los últimos tiempos por su hija menor Alexandra. Al margen de estos actos protocolarios, lo que sí habrá podido Alberto es celebrar con Charlene su 35 cumpleaños con un día de retraso, ya que el 25 de enero, fecha del aniversario de la princesa, Alberto se encontraba en la conferencia de Davos.

alberto de monacoLa noche anterior, Alberto protagonizó la tradicional quema de la barca.