Alberto de Mónaco, esquiador solidario

El príncipe Alberto de Mónaco participó en la estación de esqui de la localidad de Limone Piemonte, en Italia, en una carrera benéfica para recuadar fondos para niños desfavorecidos. En el esquipo del soberano monegasco también se encontraba el príncipe Emanuele Filiberto de Saboya. A pesar de su aspecto físico no es el de un atlético deportista, Alberto de Mónaco demostró su impecable estilo deslizándose por las pistas de esquí. El deporte blanco es uno de los favoritos del soberano y de toda la familia Grimaldi, que practican desde que eran niños. En esta ocasión no estuvo acompañado por su esposa,la princesa Charlene, a quien sí hemos visto días atrás acudiendo al desfile de Armani en la Semana de la Moda de Milán. Cada vez es más habitual ver al matrimonio haciendo planes por separado fuera de los actos oficiales, por ello, durante el pasado Carnaval, Alberto viajó hasta Río de Janeiro para disfrutar de estas fiestas y se convirtió en uno de los protagonistas al desfilar y bailar animado y ataviado con la ropa típica de los «sambistas» cariocas, en el Sambódromo.

 

634
Compartir

 

Alberto-de-Mónaco-esquiando

Alberto, de 54 años, demostró su impecable estilo sobre la pista.

Emmanuelle-Filiberto-de-Saboya

Emanuele Filiberto de Saboya también participó en la carrera benéfica.