Alberto de Mónaco, en Bruselas sin Charlene

El soberano monegasco viajó a Bruselas, sin la princesa Charlene, para participar junto a los herederos belgas en la celebración del décimo aniversario de la Fundación Polar Internacional, organización presidida por el explorador Alain Hubert, que colabora regularmente con la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco. El mismo día de su llegada, por la noche, Alberto, que en esta ocasión viajó sin la compañía de su esposa, Charlene Wittstock, asistió con los príncipes Felipe y Matilde a una cena de gala celebrada en el Tour & Taxis de Bruselas, y al día siguiente volvió a unirse al heredero belga para participar en la edición 2012 del “Simposio de Futuros del Ártico”. Se trata de un encuentro organizado por la Fundación Polar Internacional, asociación que trabaja para elevar el perfil de la investigación científica polar, que reunió a políticos, empresarios, científicos, embajadores de la Unión Europea y representantes indígenas del Ártico. Como su colega belga, Alberto de Mónaco ha mostrado en repetidas ocasiones su preocupación por el calentamiento global, e incluso ha participado en expediciones científicas. En 2006 visitó el Polo Norte, y tres años después viajó al Polo Sur junto al aventurero sudafricano Mike Horn, su médico y amigo personal.

Compartir

 

Felipe y Matilde de Bélgica a su llegada al Tour & Taxis de Bruselas, donde se celebró una cena de gala.