Alberto, Carolina y Andrea, juntos… ¿Y Charlene?

El Príncipe Alberto de Mónaco, acompañado por su hermana Carolina y su sobrino mayor, Andrea Casiraghi, asistió a la presentación y posterior cine-forum de la película “Albert I en el cine” en el Museo Oceanográfico. Llamó la atención la ausencia de la princesa Charlene, lo que ha reavivado los comentarios de la fría y distante relación que la soberana monegasca mantiene con su cuñada Carolina, quien sigue recuperándose de su operación de rodilla.

7.676
Compartir

El príncipe Alberto de Mónaco, su hermana Carolina y su sobrino Andrea asistieron a este acto en el Museo Oceanográfico, donde se proyectó el filme que agrupa imágenes rodadas por Alberto I, bisabuelo del actual príncipe soberano, que has sido restauradas por los Archivos Audiovisuales de Mónaco. Carolina llegó al Museo con su hijo Andrea, quien reaparecía en la vida pública del principado tras su comentada ausencia en el Baile de la Rosa. Carolina sigue ayudándose de un bastón para caminar, ya que está en plena recuperación de su operación de rodilla.

principes-andrea

Alberto con su sobrino mayor, Andrea, y su hermana Carolina, quien sigue utilizando bastón tras su reciente operación de rodilla.

No pasó inadvertida la ausencia de la princesa Charlene en este acto tan institucional y familiar a la vez. Según opinión unánime de los medios europeos, su relación con Carolina no pasa por sus mejores momentos. Son muy distintas y nunca han estado especialmente unidas. Conforme pasa el tiempo y no hay visos de que Alberto y Charlene vayan a tener descendencia, la posición de Carolina como transmisora de los derechos dinásticos a Andrea se afianza. El joven se casó por la Iglesia con Tatiana y han bautizado a su pequeño Sasha, con lo que ya han cumplido con todos los requisitos que exigen las leyes sucesorias en el principado.

carolina-andrea

Carolina, también guapa con gafas, spnriente y orgullosa junto a su hijo Andrea.

Compartir
Artículo anteriorJose Coronado y su hijo Nicolás conquistan el Tíbet nepalí con Jesús Calleja
Artículo siguienteConcha Velasco, operada de apendicitis