Ainhoa Arteta, boda secreta con el jinete Jesús Garmendia: “Estamos muy felices. Fue un día precioso”

“Fue una ceremonia muy discreta, pues los padrinos fueron mis hijos y los testigos, personal del Ayuntamiento. Fue un día precioso y además… ¡salió el sol! ¿El baquete nupcial? ¡Unos pinchos en La Marina de Fuenterrabía!” nos dice, divertida, la soprano guipuzcoana.

3.291
Compartir

Querían pasar desapercibidos y lo consiguieron: la soprano Ainhoa Arteta y el jinete Jesús Garmendia se dieron el “Sí, quiero” en una discreta e íntima ceremonia civil: “Fue en el Ayuntamiento de Fuenterrabía. Mis hijos, Sarah e Iker, fueron los padrinos y los testigos, personal del Ayuntamiento. La ceremonia fue el lunes, día 1, a las doce del mediodía en la más estricta intimidad. Ayer, martes, se lo contamos a nuestras familias… Estamos muy felices y, además, ¡salió el sol! ¿El banquete nupcial? Unos pinchos en La Marina de Fuenterrabía”, nos dijo Ainhoa.

Ainhoa Arteta y Jesús Garmendia

Ainhoa y Jesús tras la discreta ceremonia civil en el Ayuntamiento. 

Ainhoa Arteta y Jesús Garmendia enseñan las alianzas

Los recién casados enseñan en esta foto sus alianzas, diseñadas para ellos por Esteban Rabat con símbolos especiales en el interior.

Jesús y Ainhoa llevan ocho años de relación. Se conocieron gracias a un caballo que regalaron a la soprano unas amigas de Sevilla. Cuando Jesús estaba participando en un concurso hípico en San Sebastián, ella leyó en la prensa una entrevista en la que decía que ponía música de Mozart a sus caballos, algo que también Ainhoa hacía con el suyo, y ella pidió que se lo presentaran, pues sus amigos se reían de que lo hiciera.

Su historia de amor es muy curiosa, pues una vez que se conocieron, se dieron cuenta de que sus familias tenían una vieja relación de muchísimos años, pues el caserío en el que nació Jesús era cercano a donde vivía la familia de Ainhoa, pero ellos en ese momento desconocían ese vínculo que ha dado lugar a un sinfín de curiosas anécdotas familiares.

Ainhoa Arteta y Jesús Garmendia tras su boda

Otra foto en la que vemos a Iker, el hijo de Ainhoa y Jesús, de tres años, y a Sarah, de 12. Los hijos de la soprano fueron los testigos de la boda, que se celebró en el Ayuntamiento de Fuenterrabía.

Hoy Jesús, uno de los mejores jinetes de España, y Ainhoa ya son marido y mujer. Ella tiene una hija, Sarah, de 12 años, fruto de su matrimonio con el barítono estadounidense Dawyne Croft. Ainhoa y Dwayne se conocieron en el Metropolitan Opera House de Nueva York, teatro en el que la soprano española estuvo cantando durante diez temporadas consecutivas, siendo el único cantante español en conseguir esa proeza.

Ainhoa vive ahora uno de sus mejores momentos profesionales, y ha retomado con fuerza su carrera internacional tras una temporada volcada en su familia. San Francisco, Sevilla, México, Bilbao, Bolonia y Madrid son sus próximas paradas: “Seis óperas en siete meses, ¡Qué estrés!”, nos dice bromeando. Su Donna Elvira en el polémico Don Giovanni del Teatro Real de Madrid fue unánimemente reconocido por la crítica tanto nacional como extranjera, que alabó sin matices su buena línea de canto, poniéndola de nuevo en el punto de mira de los mejores teatros del mundo. Enhorabuena y Brava Ainhoa!

Ainhoa Arteta y Jesús Garemendia foto de la ceremonia

“Foto que testimonia el momento!!” puso la soprano gipuzcoana en su cuenta de Twitter.

Compartir
Artículo anteriorJohnny Depp confirma su relación con Amber Heard: "He encontrado el amor"
Artículo siguientePlumas fritas