Adolfo Suárez muere a los 81 años

Hoy, domingo, a las tres y diez de la tarde, Adolfo Suárez, primer presidente de la democracia, ha fallecido a la edad de 81 años en la clínica Cemtro de Madrid, según ha anunciado un portavoz de la familia. Tal y como había anunciado su hijo en una rueda de prensa el viernes por la mañana, el Duque de Suárez, ingresado desde el pasado lunes, sufrió un empeoramiento en la enfermedad degenerativa que padecía desde hacía años.

Compartir

El domingo, pasadas las tres de la tarde, Adolfo Suárez falleció en la clínica Cemtro de Madrid, a causa de un empeoramiento de la enfermedad neurodegenerativa que sufría. Como señaló su hijo que no pasaría de las 48 horas y así ha sucedido. Tanto el Rey como el presidente del Gobierno estaban informados de que el desenlace era inminente. Con Suárez desaparece una personalidad clave en la historia de España.

Adolfo Suárez nació el 25 de septiembre de 1932 de la localidad de Cebreros en Avila. Empezó en la política como gobernador de Segovia y luego como director General de Televisión Española entre 1969 y 1973. Tras la muerte de Franco fue designado ministro-secretario del Movimiento en lo que fue el primer gobierno de la monarquía. En julio de 1976 el rey le nombró presidente del Gobierno.

suarez2

Un hombre clave en la historia de España

Desde el primer momento luchó por la instauración de la democracia en España sin provocar una ruptura traumática con el sistema anterior. Logró que las Cortes, todavía constituidas según la legislación franquista, aprobaran en el mes de diciembre de ese año la Ley de Reforma Política, lo que abrió el camino para las primeras elecciones democráticas tras la legalización de todos los grupos políticos. Consiguió el triunfo en elecciones celebradas el 15 de junio de 1977, como líder de la Unión de Centro Democrático (UCD).

suarez-y-rey

abrazo-rey

Con el Rey don Juan Carlos tuvo una relación muy cercana que trascendió la política para convertirse en una relación personal y muy afectusosa

Bajo su presidencia se elaboró la Constitución actualmente vigente, que fue aprobada en referéndum el 6 de diciembre de 1978. Repitió triunfo electoral en las siguientes elecciones, pero su posición política dentro incluso de su propio partido se fue debilitando y dimitió el 28 de enero de 1981, sucediéndole en el cargo Leopoldo Calvo Sotelo. Su ejemplar comportamiento durante el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, realzó su prestigio entre la sociedad española y por su labor política, le fue concedido el título de duque de Suárez.

Su vida familiar

A finales de los años 50 Adolfo Suárez conoció en Ávila a una joven madrileña llamada Amparo Illana Elortegui, hija de un miitar, que pasaba los veranos con su familia en la capital abulense. Amparo había recibido una esmerada educación y hablaba inglés y francés, idiomas que aprendió en los internados que estudió. Se casaron el 15 de julio de 1961.

suarez-y-amparo

Con Amparo, el amor de su vida

Amparo se dedicó por entero a su marido y a los hijos que no tardaron en llegar, cinco vivos y dos que murieron en partos prematuros. Mariam, la primogénita, nació el 9 de febrero de 1963. Adolfo llegó en 1966  y posteriormente vinieron al mundo Laura (1967), Sonsoles (1968) y Javier (1969)

Los años más difíciles

 Retirado de la política, Adolfo Suárez se dedicó a su bufete de abogados hasta que su hija Mariam cayó enferma, en enero de 1993. A la joven se le había diagnosticado un cáncer muy agresivo cuando estaba embarazada de su segundo hijo y comenzaría una terrible lucha llena de coraje en la que su padre lo dio todo.

con-amparo-hija

Con su hija Marian, fallecida también de cáncer al igual que su esposa, Amparo

Cuando parecía que Mariam empezaba a recuperarse, Suárez recibió un nuevo mazazo: el 13 de septiembre de 1994, Amparo Illana fue operada de un tumor de mama en la Clínica Universitaria de Navarra.

La terrible enfermedad atacaría también a otra hija del expresidente, Sonsoles, en lo que parecía una auténtica maldición.

Ante tal sucesión de dramas Adolfo Suárez se refugió en la fe en Dios y no permitió que la desesperanza prendiera en los suyos. Cuando su querida esposa empeoró ya sin remedio, su única misión fue que se sintiera feliz. El golpe fue tremendo cuando Amparo murió el 17 de mayo de 2001.

La pérdida de quien había sido su compañera durante cuarenta años quebró el delicado equilibrio del expresidente. Su enfermedad degenerativa le evitó el conocimiento de otra tragedia: la muerte de su querida y valerosa Mariam el 7 de marzo de 2004. Tampoco llegó a saber que a otra de sus hijas, Sonsoles también le habían diagnosticado un cáncer, aunque la joven había respondido positivamente al tratamiento y había reanudado su vida normal.

Hoy, Adolfo Suárez ya descansa en paz y se ha reunido con aquellas a quienes tanto quiso.

Compartir
Artículo anteriorPaco León y sus chicas vivieron su gran día en Málaga
Artículo siguienteMáxima de Holanda compite en belleza y elegancia con la primera dama china