1 Comentario

  1. Muy buena información
    Cuando te vengan repentinos deseos o antojos de comer algo dulce como bollería o chocolate piensa en la meta que te has propuesto y en todo lo que ya has conseguido. Para conseguir calmar tu apetito es aconsejable tener siempre algo a mano para picar entre horas, como unas tortitas de arroz, avena o maíz. Tienen un aporte bajo en calorías y azucares y al mismo tiempo son saciantes.
    TRUCO. Cuando sientas deseos de dulce lávate los dientes. ¡¡Funciona de verdad!!
    Enhorabuena por el post.

Dejar una respuesta