Acción de Gracias con José Andrés: fiesta, tradición y pavo con guarnición

El chef español, afincado desde hace más de dos décadas en Estados Unidos, estuvo en Madrid presentando el pavo asado de Cascajares. José Andrés confiesa que le encanta celebrar el Día de Acción de Gracias: “Una fiesta que para mí siempre ha sido muy mágica”.

268
Compartir

La revista Time lo ha colocado en el puesto 21 en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo, puede presumir de asesorar al matrimonio Obama en cuestiones culinarias y es una estrella en Estados Unidos. El chef José Andrés es todo un personaje, carismático, extrovertido… y un genio de los negocios; el próximo 12 de diciembre abre un nuevo restaurante, que hace el número 15 de los que tiene, esta vez en Puerto Rico.

Su última aventura lo ha unido a la empresa palentina Cascajares, especializada  en asados semipreparados y que busca colarse en el mercado americano con su nuevo producto: el pavo de Acción de Gracias. Una festividad que se vive intensamente en Estados Unidos y de la que José Andrés es un firme defensor. “No se trata de implantar aquí Acción de Gracias, ojo. Lo que queremos en testar en España el producto con vistas al mercado americano el año que viene. A mí es una fiesta que me encanta; me parece mágica.¿Y el secreto de un buen pavo? Bueno, hay miles de rectas, pero al final no deja de ser un pavo asado. Si es de buena calidad, más que el plato en sí es la tradición, el reunirse alrededor de una mesa y festejar a esos primeros peregrinos que llegaron a las costas de Estados Unidos en 1620. América es muy grande y lo que marca son las guarniciones y los rellenos, aunque hay cosas típicos, el puré de boniatos, la salsa de arándanos, aunque en realidad son cramberries… Cosas que acompañan al pavo y que tienen tanta o más importancia que el ave en sí”.

Por lo pronto, el pavo de Cascajares, pensado para unos 10 comensales y que cuesta 120 €, ya viene con todas sus guarniciones, y con solo media hora en el horno está listo para consumir. Además, tiene un padrino de lujo, José Andrés, a quien lo de ser una de las personas más influyentes del mundo le hace mucha gracia: “Bueno, yo no sé si soy influyente o no, yo me levanto cada mañana, trabajo y hablo. Y a veces la gente está de acuerdo y otras veces no. Y ya si te meten en una lista… pues hace ilusión, sobre todo porque le da importancia a la cocina y a los cocineros. Hace años tuve un programa en TVE que ha marcado lo que pasó después, así que ya puse mi granito de arena. Espero al menos haber influido un poco en la gente joven, al menos para ser empresario, para lanzarse e intentarlo. Que cuando uno tenga un sueño vaya a por él”

José Andrés y el pavo de Acción de Gracias Cascajares

José Andrés estuvo en la Embajada de Estados Unidos, preparando allí su plato más tradicional.

Compartir
Artículo anteriorVictoria y Daniel de Suecia, unidos en el amor y en el trabajo
Artículo siguienteArroz con verduras y bacalao