48 horas en Berlín

La capital alemana es una ciudad llena de posibilidades y, aunque es imposible ‘acabarla’ en un fin de semana, te queremos proponer una escapada de 48 horas, con esta pequeña guía en la que encontrarás algunos de sus lugares más emblemáticos. Un aperitivo para descubrir una ciudad que engancha, no solo por ser un lugar lleno de historia sino también por la cercanía de su gente y estar en constante ebullición.

Compartir

Día 1.

Puedes comenzar visitando la emblemática puerta de Brandenburgo, del siglo XVIII, y aprovechar para dar un relajante paseo por Tier Garden, el gran pulmón de la ciudad, al que da entrada. 

reichstag

Muy cerca de allí se encuentra el Reichstag, la sede del parlamento alemán, desde cuya cúpula, que simboliza la reunificación alemana y fue diseñada por arquitecto inglés Norman Foster, puedes tener unas espectaculares vistas de la capital alemana.

sony-center

Para hacer compras y comer, te recomendamos el Sony Center, en Postdamer Platz, un espectacular complejo que no te puedes perder. Para acabar la tarde, te recomendamos que visites el palacio de Charlottenburg y sus preciosos jardines.

muro

Día 2.

El Muro: descubre los vestigios de un símbolo de una Alemania separada, hasta su reunifiación en 1989, y visita el Checkpoint Charlie, recreación de uno de los pasos fronterizos del mismo.

judio

Museo Judío: Obra del polaco Daniel Libeskind, recorre la historia del pueblo judío. Al sur de la puerta de Brandemburgo puedes visitar también el Monumento a los Judíos Asesinados en Europa.

neues-museum

La Isla de los Museos: Situada en el río Spree, incluye el Museo Antiguo, el Museo Nuevo (no te puedes perder el célebre busto de Nefertiti), la Galería Nacional Antigua, el Museo Bode y el Museo de Pérgamo.

Compartir
Artículo anteriorLomos de merluza congelada con salsa vasca
Artículo siguienteVinoteca de Tempo, un perfecto maridaje de vinos y tapas que te seducirá